viernes, 29 de agosto de 2008

UN FUTURO SINGULAR



Predecir el futuro nunca ha sido una tarea sencilla: durante las décadas del 50 y 60, se pronosticaba que para el año 2000 vestiríamos con trajes metalizados, viajaríamos diariamente en vehículos voladores, la Luna y Marte estarían colonizadas y unas pequeñas píldoras serían nuestro alimento para todo el día. Es evidente que todas esas predicciones fueron erróneas; por el contrario nadie pronosticó la extraordinaria utilización de los teléfonos móviles y de Internet en la vida cotidiana de millones de seres humanos. Es inevitable entonces una gran dosis de escepticismo cuando leemos las predicciones de Ray Kurzweil.

Kurzweil nació en 1948 en un barrio de Nueva York; sus padres, judíos austriacos, debieron escapar de Viena cuando Hitler y su horda de nazis anexaron Austria al 3er Reich. La combinación de un padre músico y compositor, una madre artista visual y un tío ingeniero de los Laboratorios Bell contribuyeron a moldear una personalidad orientada hacia las abstracciones y la tecnología de punta.

Sólo tenía 15 años cuando escribió su primer programa de computadora: un software que realizaba diversos cálculos estadísticos y que fue rápidamente comprado por IBM para ser utilizado por los científicos de la empresa.

A los 17 años desarrolló un programa de reconocimiento de patrones que analizaba obras maestras de grandes compositores de música clásica, para luego sintetizar nuevas obras a partir de los datos ingresados. Con sólo 17 años empezó a disfrutar de fama y fortuna: apariciones en televisión nacional, premios en ferias de ciencias, felicitaciones del presidente de los Estados Unidos (L. B. Johnson), la venta en 100 mil dólares (del año 1968) de un programa que ayudaba a seleccionar la universidad más apropiada para los estudiantes de último año de los colegios secundarios.

En 1974 revoluciona el campo de reconocimiento automático de caracteres con el desarrollo de un programa que puede reconocer texto escrito en cualquier tipo de letra normal. A partir de aquí, el desarrollo del scanner plano y el sintetizador de texto a voz para dar lugar a la Kurzweil Reading Machine, celebrada por la Federación Nacional de Ciegos y por el músico (también ciego) Stevie Wonder, con quien luego desarrollará nuevos sintetizadores musicales.

En resumen, Kurzweil no es un mero “charlatán de feria” y tiene antecedentes suficientes como para que reproduzcamos sus impactantes predicciones para el futuro cercano.

“Estamos en el umbral del evento más profundo y transformador en la historia de la humanidad, la Singularidad… la Singularidad es el período futuro donde el cambio tecnológico será tan rápido que la existencia humana sobre el planeta será irreversiblemente alterada… La fusión del hombre y la máquina, acoplado a la explosión en inteligencia artificial, a la rápida innovación en investigación genética y en nanotecnología darán como resultado un mundo donde no habrá distinción entre lo biológico y lo mecánico, entre la realidad física y la realidad virtual… podremos trascender nuestros frágiles cuerpos y las enfermedades serán erradicadas.”

“Cómo es posible que estemos tan próximos a este cambio y no lo veamos?. La respuesta está dada por la naturaleza rápida de la innovación tecnológica… Cuando se piensa en el futuro, pocas personas toman en cuenta que el progreso científico es exponencial (y no lineal)… El crecimiento exponencial comienza lentamente y pasa desapercibido… estamos duplicando la tasa de innovaciones tecnológicas por década… lo que antes eran 20 años de progreso, ahora se realiza en sólo 14 años y luego se realizará en sólo 7 años… en el siglo 21 se observará un equivalente a 20 000 años de progreso cuando se lo mide con los parámetros del siglo 20.”

La primera mitad del siglo 21 se caracterizará por tres revoluciones simultáneas: genética, nanotecnología y robótica… podremos reprogramar nuestra biología para eliminar las enfermedades y extender radicalmente nuestras vidas… la nanotecnología nos permitirá rediseñar y reconstruir, molécula a molécula, nuestros cuerpos y cerebros y el mundo con el cual interactuamos… Podremos combinar nuestra potencia cerebral con el poder de las computadoras para pensar, razonar, comunicar y crear en formas que aún no podemos contemplar hoy en día…”.

Como Kurzweil sabe que aún faltan años para llegar a la Singularidad, es necesario mantenerse con vida para disfrutar de sus beneficios. Es así que ingiere 200 píldoras por día para “reprogramar su bioquímica”, lleva un control total (en archivos Excel) de sus comidas, sus ejercicios físicos y de sus constantes controles médicos. Su médico personal afirma que sus datos clínicos lo muestran con dos décadas más jóven respecto a su edad cronológica y con todos sus factores de riesgo bajo control.

Es cierto que numerosas predicciones y profecías fracasaron estrepitosamente. No obstante, las predicciones de Kurzweil tienen implicancias tan profundas para la futura vida de nuestra especie en el planeta que es necesario pensarlas y discutirlas antes de que las mismas se vuelvan inevitables.

2 comentarios:

gustavo dijo...

Mirando hacia el futuro, hay dos libros gratuitos que les ayudaran a tener una perspectiva distinta en cuanto a la política, economía, sociedad y tecnología del futuro. Ellos son:

EL SHOCK DEL SIGLO XXI
¿Por qué el mundo va hacia una crisis?
¿Como haremos para salir de ella?

LOS PRÓXIMOS 500 AÑOS
¿Cómo evolucionaran las casas, computadoras,
automóviles, industrias, y robots del futuro?


LOS CUALES PODRÁN LEER O BAJAR GRATUITAMENTE A SUS COMPUTADORAS DESDE:

WWW.FUTUROFUTURO.ES.TL

Libni Abigail dijo...

en un futuro no muy lejano solo veo a unas pocas personas que lograron sobrevir gracias a lo buenas q fueron
estas viviran en un mundo dond no hya mas dolor y todo sera diferente un mundo dond no hay muerte ni llanto ni dolor... espero estar en ese mundo y tu??